12ª Sesión: TIERRA DE ANGELES

Retomamos  las clases después de las vacaciones de navidad con una  gran película dramática....


Kay Pollak, con su trabajo "Tierra de Angeles" nos ofrece un canto a la vida y a la libertad, una invitación a la escucha de uno mismo y a la escucha a los demás, una música para liberar nuestros corazones y ser nosotros mismos, para conectarnos con los demás en armonía, para tomar las decisiones adecuadas y no perdernos nuestra vida, para vivir el cielo en la tierra.

La película aborda multitud de temas que no nos son ajenos, donde los sentimientos son los protagonistas.



Aspectos tales como LA IMPORTANCIA DE LOS TRAUMAS EN LA INFANCIA, LA PRESIÓN DEL GRUPO Y LOS PREJUICIOS,  EL MIEDO Y LA VALENTÍA A  LA HORA DE ABORDAR LAS DECISIONES,  EL  ACOSO ESCOLAR, LAS RELACIONES DE PAREJA, LA VIOLENCIA DE GÉNERO,  LA IMPORTANCIA DEL  GRUPO  Y LA SOCIALIZACIÓN EN EL BIENESTAR DE LAS PERSONAS,  EL PODER LIBERADOR DE LA MÚSICA,....  son tratados en la película.



FICHA TÉCNICA


Dirección: Kay Pollak
GuiÓn: Kay Pollak, Carin Pollak, Margaretha Pollak
Música: Stefan Nilsson
Fotografía: Harald Gunnar Paalgard
Reparto: Michael Nyqvist,  Frida Hallgren,  Helen Sjöholm,  Lennart Jähkel,  André Sjöberg, Mikael Rahm,  Ulla-Britt Norrman-Olsson,  Ylva Lööf,  Barbro Kollberg, Lasse Pettersson,  Axelle Axell,  Per Morberg,  Ingela Olsson,  Niklas Falk
Productora:Sonet Film AB / GF Studios AB / Lefwander Kapitalförvaltning AB
Año: 2004
Duración:132 min.
País: Suecia Suecia

Sinopsis

Daniel Daréus es un director de orquesta de fama mundial. Ha llegado a lo más alto, pero se siente solo, miserable y cansado de las servidumbres de la fama y el trabajo. Tras sufrir un infarto, Daniel decide poner fin a su carrera musical y regresar al pequeño pueblo en el que pasó su infancia, situado en una remota zona al norte de Suecia. Su llegada supone una pequeña revolución, pues su popularidad le convertirá en objeto inmediato de curiosidad y fascinación entre los habitantes del pueblo que le pedirán "consejo profesional" para el pequeño coro de la iglesia. A pesar de sus reservas iniciales, Daniel acepta el puesto y comienza a trabajar con el coro. (FILMAFFINITY)




FICHA DE TRABAJO: Reflexiona y opina

Después de la proyección:
-¿Qué impresión te ha dejado la película? ¿Te ha gustado? ¿Por qué?

-¿Cómo  describirías la personalidad de DANIEL

-¿Cuáles crees que son los puntos de inflexión de la película para que Daniel vaya  tomando sus decisiones?  (motivaciones fundamentales)

- El personaje de  DANIEL se muestra   "dañado" y  muy  "contenido" a lo largo del film ¿qué emociones están más presentes  en él?.

- ¿Cómo describirías las RELACIONES entre los habitantes del pueblo?. Observa sus papeles, sus liderazgos, sus  alianzas, sus complicidades , sus  desavenencias,...

- La irrupción de Daniel en la pequeña comunidad  la revoluciona y la trasforma ¿ de qué forma y por qué?. 


- También el personaje de Daniel  se desarrolla en la relación con los habitantes del pueblo ¿qué le aportan? ¿ a qué se deben esos cambios?

- ¿Cuáles  son las actitudes de los miembros de la comunidad ante los diferentes problemas que van surgiendo? 

- ¿Qué papel tiene LA MÚSICA en el film? ¿Qué es LA MÚSICA para  Daniel?


-  ¿Qué has sentido al ver la película (TUS EMOCIONES)?

- ¿Cuál crees que es el mensaje que el director ha querido transmitir?

- ¿Qué  destacarías como CONCLUSIÓN después de ver esta película?

Temas de Psicología: Los traumas en la infancia, las relaciones sociales,  la convivencia en  los grupos pequeños, las diferentes  actitudes ante los problemas, el bullying, la violencia de género, la discapacidad, LOS MIEDOS PERSONALES, las  relaciones de pareja, los prejuicios sociales, el   afecto , la  amistad, el apoyo mutuo, la empatía, EL AMOR, SOLEDAD, el altruismo,...

La canción de Gabriela es el tema central del film y su letra es un CANTO A LA LIBERTAD!!


Para saber más  de la película....

http://www.grupocrece.es/peliculas-sobre-psicologa/


¿Qué veremos en la película?

El grupo, los diferentes modelos, el liderazgo positivo, la empatía y el cariño, como rompedores de barreras, cómo desde ahí lo podemos lograr casi todo.
El arte, en este caso la música y el canto, como vehículo para sanar, para ser más feliz, para conectarse mejor con uno mismo, con los demás y descubrir quienes somos.
La película toca multitud de temáticas, desde la violencia de género, el bullying, los prejuicios de la sociedad, la cobardía, la hipocresía eclesiástica, los miedos personales, la competitividad, el egocentrismo, la dificultad de las relaciones interpersonales, la discriminación de personas con discapacidad... Y de igual manera, aborda temas como la empatía, la aceptación, la libertad, la cooperación, el apoyo mutuo, la escucha, el amor, la amistad, la toleracia, la valentía...
Se trata de una película muy coral, donde todos los personajes y los acontecimientos, por pequeños que sean son importantes, donde no hay buenos y malos, todos los personajes tendrán sus luces y sus sombras, y tendrán una oportunidad de ser mejores, de encontrarse a sí mismos, de darse cuenta de lo que quieren hacer con su vida y atreverse a hacerlo.
A lo largo del proceso creativo, que se desarrolla en las reuniones de ensayo del coro, cada personaje realizará un proceso de crecimiento personal.
Llena de metáforas y simbolismo que acompañan al relato, como si de un cuento se tratase, un cuento que nos conecta con lo esencial y nos lleva a reconciliarnos con nosotros y abrazar a nuestro niño interno.



El film suma drama, música y romance. Narra una historia de amor, redención y superación. Compone un interesante retrato de la vida en una pequeña localidad aislada y cerrada, en la que los grandes acontecimientos son los hechos que marcan el día a día de la comunidad. En este contexto se manifiestan envidias, celos, sospechas, rumores, secretos a voces y falsas suposiciones, que alimentan y expresan, a la vez, rivalidades, antagonismos y enemistades. Frente a estos hechos la mejor política es la que dicta la práctica de la sinceridad, la transparencia, la comunicación veraz y la honradez.
http://diariocinefiloclasico.blogspot.com/2012/01/



Materiales para la participación...



El poder transformador de la Música
La música tiene la capacidad de generar emociones. La música une, conecta, emociona sin importar clase social, raza o religión.

El poder humanizador de la música.-
Un crítico define el film como "himno a la fuerza creadora del amor y la música". Otro, como obra maestra que se adentra en el mundo interior, guiada por una simpatía inmensa hacia el ser humano. En tono similar, se multiplican los testimonios elogiosos sobre él. Todos coinciden en resaltar alguna de sus facetas, como: fastuoso escaparate del amor y de la vida en todas sus variantes y potencialidades; recital de profundidad, elegancia y buen tacto en el tratamiento de los sentimientos humanos, con registros que abarcan el amor y la amistad, la soledad, los ideales, la comprensión, el sufrimiento, la alegría del vivir, la autoconfianza, el optimismo contagioso, el disfrute estético… Voy a fijarme en las dos "constelaciones", en las que a mi entender se mueve el film. 1) Un estudio sobre el encuentro interpersonal.- Como ya he señalado, Tierra de ángeles responde al estudio teórico del mismo Pollak Los encuentros no son casuales. Quiero, sin embargo, dejar de la- Kay Pollak– Tierra de ángeles 'cotejarlo con el film nos llevaría demasiado lejos– y centrarme en los datos que proporciona la cinta. 
a) Demostración de pensamiento positivo.- El film evidencia a un Pollak que ejerce de paladín del pensamiento positivo y de la fe en la capacidad del hombre para regenerarse y crecer. Lo hace a partir de la historia de Daniel Daréus, el celebrado director de orquesta, que ha llegado a la cima de la fama, pero que no es feliz. Se siente solo, cansado, inmerso en un torbellino devorador de actuaciones, viajes y compromisos, que han abarrotado su agenda y agostado su corazón. El infarto le obliga a dar un giro radical en su estilo de vida. Lo deja todo y se retira a su pueblo. Una vez allí, su entusiasmo por la música cambia la vida de los demás y la suya propia. A partir de esta historia, Pollak siembra el metraje de tesis no formuladas, sino relatadas. He aquí algunas: 1) La vida de las personas implica una aventura que cada uno debe emprender para encontrar el paraíso al que cada uno aspira. A través de todas las vicisitudes de la existencia cada hombre o mujer viaja hacia el encuentro consigo mismo a lo largo del proceso de superación de las limitaciones propias y del entorno. 2) Toda persona está en posesión de un cúmulo de lados fuertes y débiles, de valores y limitaciones. Es cuestión de saber sacar el mejor "tono" de nosotros mismos para que suene bien la música de nuestra vida a coro con los demás. 3) "Es más fácil cambiarse a sí mismo que cambiar a los otros. Si uno comienza por mejorarse a sí mismo consigue mejorar a los demás" (K. Pollak, entrevista en 2007). 4) La persona es integral y sólo se desarrolla armónicamente si lo hace en todas sus dimensiones y en concierto con los demás. Al respecto, el film presenta un escaparate de "dominios arquetípicos" de la existencia: la convivencia, la vida matrimonial, el grupo social, la religión, el arte (música), etc. Al comienzo, cada personaje parece vivir su parcela, sin apenas conexión con otras. Desconectadas, las personas se deshumanizan. La humanización sólo se consuma cuando cada persona moviliza sus potencialidades y todas las personas se inter-conexionan y activan en positivo. 5) Entre todos esos campos existenciales, la música es el más apto para conseguir la integración humanizadora de las personas. Pollak aventura esta tesis, teóricamente tal vez controvertida, pero acaso no tanto si la música va asociada a tan hermosa oda al amor, como sucede en el film. En él, la música –acaso la más sublime y espiritual expresión de arte– y el amor –sin duda la experiencia humana más plenificante– se compenetran y nos conmueven. En cualquier caso, Tierra de ángeles representa todo un alarde didáctico de enseñanza activa y humanizadora, que acierta a extraer de las personas con quienes "ensaya" lo mejor de su "música interior"; y de los espectadores, el disfrute, la emoción y la movilización de las fibras más íntimas. Y, al hacerlo, no resulta pretencioso ni moralizante.
b) Optimismo humanista.- El pensamiento positivo lleva a Pollak a ser un realista optimista. Para él, no hay vida humana tan rota que no pueda recomponerse ni persona tan limitada que no pueda crecer y transformarse. Daniel retorna al pueblo con el "corazón roto, marchito", decidido a romper definitivamente con su pasado musical. Pero bastará la breve audición de un ensayo del coro parroquial para que despierte en él aquel sueño musical, nacido en la infancia y sojuzgado durante su exitosa carrera musical. Con lucidez persiste en su decisión de abandonar ese "mundo de la música" rebujado de glamour y estrés, pero recupera la "pasión musical" primigenia, que terminará por conducirle al encuentro con lo mejor de los hombres y de la tierra. Pronto, su entusiasmo y su entrega hacen que el coro se transfigure. Daniel se convierte en foco de atención y catalizador anímico de la pequeña comunidad, sin poder impedir que el fervor de sus incondicionales suscite la animadversión y la envidia de sus detractores; sobre todo cuando su relación con la explosiva Lena comienza a estrecharse y hacerse palmaria. El conflicto se desencadena en diversos frentes: es destituido como director del coro; sufre persecución; es incluso objeto de un intento de homicidio; sufre otro amago de infarto… Pero la meta está a su alcance: su sueño de modular espíritus y regenerar personas a través de la música se cumple cuando aprende a amar a las personas y a sí mismo en lo que cada uno es.
  c) El "coro" de los sueños alcanzables.- Como nuevo director del coro, Daniel lleva a cabo una verdadera obra maestra de polifonía personal. El film deviene así, dentro del formidable contexto musical, un magnífico estudio "coral" de inter-relaciones humanas. Ante Daniel se expande poco a poco un microcosmos de aflicciones humanas. Él comienza convirtiendo los ensayos en ejercicios de relajación, que no esquivan el contacto personal, sino que lo procuran. Busca conseguir la concentración mental y el equilibrio emocional para liberar la voz de presiones y encontrar la fuente de la música. "Toda música –les enseña– viene de dentro". Los cantores quedan fascinados con un método que les ayuda a sacar fuera sus propias frustraciones vitales y a confrontarse con nuevos desafíos de autosuperación. Y Daniel empieza a sentirse feliz al comprobar que con su vivencia y comunicación de la música abre caminos de acceso a los demás hasta esos niveles profundos, en los que se teje la dicha o la desdicha de la existencia; al ayudarles, también él se libera de miedos, supera la soledad, descubre el amor.